Rehabilitación

Objetivos de la rehabilitación

  • Disminución del dolor y de la inflamación.
  • Optimización de las resoluciones quirúrgicas.
  • Reeducación de la marcha: propiocepción, corrdinación, equilibrio.
  • Reecuperación del arco de movilidad.
  • Incremento de la velocidad de cicatrización.
  • Remodelación de tejidos cicatriciales.
  • Retraso de la atrofia.
  • Incremento de la fuerza y resistencia musculares.
  • Reducción de los espasmos musculares.
  • Ganancia de resistencia cardiovascular.
  • Mejora de la función y de la independencia de las actividades diarias.

¿Qué pacientes se pueden beneficiar?

  • Pacientes con lesiones traumatológicas o neurológicas
  • Pacientes pre y post quirúrgicos
  • Pacientes geriátricos
  • Pacientes obesos
  • Pacientes con dolor agudo o crónico
  • Perros de deporte o trabajo

¿CUÁNDO PODEMOS EMPEZAR?

Podemos empezar a tratar el dolor y la inflamación inmediatamente después del daño o de la cirugía. La fase de fortalecimiento y los ejercicios activos generalmente comienzan dos semanas después de la cirugía, cuando se han retirado los puntos quirúrgicos o ha pasado el periodo de inmovilización.

Retrasar el inicio de la terapia generalmente no es beneficioso debido a que en este tiempo podemos tener problemas secundarios compensatorios.

La duración del tratamiento dependerá del tipo de enfermedad o lesión, si es aguda o crónica y de la colaboración del paciente.

¿Quieres mejorar la calidad de vida de tu mejor amigo?

Te asesoramos sin compromiso